Después de años y años maltratándolos, los cerdos devuelven todas las afrentas, con un simple estornudo:

Justificar a ambos ladosDespués de todas estas generaciones despreciándonos, finalmente tenemos nuestra venganza. Nos llamaron cerdos, colega.

Aprovecho para recomendar The Scientific Cartoonist, página de donde he tomado la primera viñeta. Página llena de humor científico. Aunque creo que para entender los chistes no hace falta tener ningún doctorado :D

Posts Relacionados

1 Comentario:

  1. amor y libertad  

    qué cerdos, ya sabía yo que no renunciarían a vengarse

Publicar un comentario en la entrada