La disminución en la fertilidad masculina está relacionada con la contaminación acuática.

Este es el resultado de un estudio de la Universidad Brunel, la Universidad de Exeter and Reading, y el centro de ecología e hidrología. En este estudio se demuenstra como un grupo de sustancias bloqueadoras de la testosterona se han hallado en ríos del reino unido. Estas sustancias afectan a la fauna presente en dichas aguas y potencialmente también a los humanos. Estas sustancias actuan como anti androgenos, actúan inhibiendo el funcionamiento de las hormonas masculinas y por tanto pueden reducir la fertilidad masculina. Algunas de estas sustancias provienen de medicamentos (tratamiento de cáncer), pesticidas... Además estas sustancias tienen un efecto en la feminización de peces macho (cambio de sexo en los peces).

Además los estudios han relacionado estos fenomenos en peces con el aumento de problemas de fertilidad en los hombres, causado por el síndrome de disgénesis testicular. La autora principal de este estudio fue la Dr. Susan Jobling del Brunel University’s Institute for the Environment

Senior author Professor Charles Tyler of the University of Exeter said: ”Our research shows that a much wider range of chemicals than we previously thought is leading to hormone disruption in fish. This means that the pollutants causing these problems are likely to be coming from a wide variety of sources. Our findings also strengthen the argument for the cocktail of chemicals in our water leading to hormone disruption in fish, and contributing to the rise in male reproductive problems. There are likely to be many reasons behind the rise in male fertility problems in humans, but these findings could reveal one, previously unknown, factor.”

Bob Burn, Principal Statistician in the Statistical Services Centre at the University of Reading, said: ”State-of- the- art statistical hierarchical modelling has allowed us to explore the complex associations between the exposure and potential effects seen in over 1000 fish sampled from 30 rivers in various parts of England.”

Leer más en Science Daily: click aquí.

Posts Relacionados

Se el primero en comentar!

Publicar un comentario en la entrada